Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2010

¡Feliz navidad!

Pues ya esta aquí la navidad, los belenes, los arboles adornados, la mesa con las mejores vajillas (esas que solo se sacan una vez al año), las luces por la calle, las compras.... y por supuesto rodearse de la familia y de los amigos que para mi es lo mejor de estas fiestas.

El peque sigue creciendo, se notan muchisimo sus patadas o puñetazos o yo que se que son, pero a veces, hasta la revista que tengo apoyada sobre la barriga pega un salto. Por supuesto, la tripa ha crecido muchiiiiisimo y en consecuencia mi ropa ya casi no me cabe y me tiene super agobiada. Menos mal que ahora en estas fechas, seguro que algo de ropa cae, que cada vez que veo el armario lleno de ropa que no me puedo poner, me entran ganas de ponerme a llorar ¡que tengo dos faldas estupendas sin estrenar! y encima una es de Armani (regalada por mi chico antes del embarazo, pero de invierno) y la otra de la colección de Lavin para H&M que en un arrebato me la voy a intentar poner hasta con calzador.
Ah! y luego e…

Noli me tangere

A ver, hay cosas en el embarazo que no entiendo muy bien, y la peor, para mi, es la obsesión que tiene todo el mundo por tocarte la barriga. ¡No lo soporto!, porque claro, no son solamente tu familia y amigos (que eso no me importa), sino todo el que se entera que estas embarazada. Se enteran, te dan la enhorabuena y te soban la barriga. ¡Que no están tocando al bebé, que es mi barriga! que yo no voy por la calle tocando las barrigas de nadie... vamos, casi ni a mis amigas cuando estaban embarazadas y mucho menos sin su permiso.

A la vista de que esto va a durar los 4 ó 5 meses que me quedan y que esto va a ir a peor a medida que avanza, he desarrollado una técnica de regate que ni Cristiano Ronaldo. Además lo hago con una sonrisa estupenda para que nadie se sienta ofendido y voila! me ahorro el sobeo de barriga, que desde luego, hay algunos que un día le sacan brillo....

Por cierto ¡es un niño!

Mi primer antojo

En estos meses que llevo de embarazo, no se me ha antojado nada de dulce, ni cosas raras de comer ni nada por el estilo. Solo me ha dado por que prefiero las cosas saladas y fuertes a lo dulce.
Peeeeeeero lo que son las cosas del embarazo.... a mi se me antojaron unos zapatos.... Sí, lo se, soy muy rara, pero a mi favor hay que decir que los zapatos son mi debilidad y que muero por los tacones altos; así que cuando vi estos que unían todo lo que estaba buscando (tacón, oxford, bicolores, charol y comodidad para estos meses) me tiré en plancha a por ellos, y mi chico, que es un santo, me los compró, porque claro, tampoco es plan que el niño salga con una mancha en forma de zapato en la frente ¿no?
Estos son mi primer antojo ¡¡¡ y creo que no será el único en forma de zapato!!!


Epidemia

Esto de los embarazos se está convirtiendo en una epidemia a mi alrededor ¿será que todo se pega?.  En mi oficina somos cinco chicas ¡y en el gimnasio ayer nos juntamos tres! que claro, nos pusimos a hablar y solo faltaba que nos hubieran puesto una mesita de café...

Entre mis amigas y familia, la que no está embarazada, esta buscando o tienen ya bebés. La pandilla que ante salia de cenas y copas, ahora salimos a almozar y tomar café ¡como cambian las cosas! pero en fin, será que estamos en la edad...

Esta soy yo...

Empiezo este blog cuando mi vida está a punto de dar un giro radical: estoy a punto de cumplir 30 años, con crisis incluida y voy a ser madre en abril.

Para que sepáis algo sobre mi, pues nunca tuve interés por la maternidad, ni por las bodas ni por nada que se pareciera a una familia tradicional. Tengo un poco de complejo de Peter Pan y no me gusta crecer, de ahí mi crisis a punto de cumplir los 30. Es por eso que la gente que hace tiempo que no ve, se sorprende que esté emparejada desde hace varios años, casada desde el año pasado y además ahora, embarazada.

Ya son cuatro meses y medio desde que empezó esta aventura y estoy fenomenal. El primer trimestre que siempre dicen que es el peor, lo pasé sin enterarme: sin nauseas, vómitos, maros, etc. y sigo viajando, en la medida de lo posible, que es una de mis mayores pasiones.

En fin, esta soy yo y este es el principio de una historia que espero sea maravillosa.